Fernando Villalona y Sergio Vargas rebatieron la posición de Johnny Ventura

Fernando Villalona y Sergio Vargas rebatieron la posición de Johnny Ventura

Like
184
0
Jueves, 19 Enero 2017
Merengue

El debate quedó abierto y ahora resta definir sin el merengue urbano o de calle puede ser considerado merengue o no. Sergio Vargas y Fernando Villalona le rebatieron, públicamente y ante representantes de la prensa,  a Johnny Ventura su posición radical sobre lo que él considera es merengue y quiénes deben o no pertenecer a la asociación Siglo XXI.

En su exposición “El Caballo” explicó que el ritmo dominicano no está exento a la regla en que los géneros musicales toman sus nombres de la base rítmicas y los que no ejecuten con esa base rítmica, para él no es merengue. Especificó que la institución no le ha abierto las puertas a los merengueros urbanos, a pesar de que en el país se le llame merengue.

“Los que cultivamos esto, que somos profesionales y entendemos que no es así. Ellos se agruparán y harán cosas importantes. No podemos desdeñarlos como artistas, pero no podemos incluirlos en la lista de merengue”, respondió ante la pregunta de la ausencia de Omega y otros exponentes en el concierto “Solo Merengue”.

Sergio, que se encontraba sentado al final del escenario, se paró asombrado y tomó la palabra para exponer que no aceptar a los urbanos en la asociación era no reinventarse. “Pienso que el merengue urbano idéntico que cuando Trujillo, en los años 60 y 70 también se adaptó a la necesidad de cada época  y el merengue hoy necesita de la opinión de los jóvenes; y los urbanos cuando ponen güira y tambora es lo que están haciendo, están tocando merengue”, atinó Sergio, a lo que algunos asumieron como una falta de respeto a Ventura.

El Mayimbe echó picante al tema

Cuando se esperaba que Fernando Villalona intermediara y las aguas volvieran a su lugar, El Mayimbe echó picante y sazón al tema. Se colocó del lado de Sergio Vargas y le dijo a Johnny y a los presentes que los merengueros no podían quedarse estancados, más le recordó que Shakira y Enrique Iglesias se están dando banquete con los nuevos sonidos del merengue. “No estoy de acuerdo con eso, y yo voy arrancar con eso (merengue de calle) para darle candela a nuestro merengue sin dejar la gu¨ira y la tambora”, enfatizó.

MERENGUEROS SEGUIRÁN EL DEBATE

El ambiente estaba caldeado. Sergio Vargas y Fernando Villalona habían rebatido públicamente a Johnny Ventura su posición sobre el merengue de calle y sus exponentes. Los presentes en expectativas para ver que seguía, mientras que algunos cruzaban los dedos para que el encuentro de prensa no terminara como la fiesta de los monos.

Pero como dice el dicho “el diablo sabe por viejo y no por diablo”, Johnny se paró de su asiento pidió a Fernando a ponerse de pie y llamó a Sergio delante del escenario para explicar el porqué, para él, el merengue urbano no se le puede denominar merengue.

El Caballo tomó los ejemplos de la preparación de los diferentes tipos de caldos comestibles (sopa, sancocho, asopao y cocido) para explicar que son alimentos diferentes que tienen caldos, que los ingredientes determinan bien claro lo que es una cosa y lo que es otra.

Merenguiné

Recordó que cuando grabó el merengue “El Carbonero”, autoría de Freddy Beras Goico, lo llamó merenguiné. “Los que tienen el disquito pequeño de El Carbonero van a encontrar que dice merenguiné, no me atreví a llamarle merengue porque estaba alterando la base; es decir, las fusiones de tu madre y tu padre (Fernando) saliste tú, no salieron ellos. Cada vez que se fusionan géneros, cada vez que se fusionan cosas salen terceros elementos. Entonces, nosotros no estamos negando la realidad de ellos, ni estamos soslayando a esos muchachos que hacen ese tipo de música. Pero yo como profesional de esto, me da mucho trabajo aceptar que eso se llama mernegue. Le ponen apellidos inclusive merengue urbano y yo quiero saber si el tuyo es campesino o rural y el tuyo también para ir entendiéndonos”.

También recordó que sus antecesores merengueros cuando modificaron la base rítmica de la tambora llamaron a ese merengue pambiche.

Johnny abogó para que se realice un debate sobre el tema y crear conciencia de lo que hacen. Aclaró que él no estaba opuesto a grabar fusiones, ya que es uno de los merengueros que más ha fusionado el merengue. Al debate se sumó Wilfrido Vargas y dijo: “Yo entendí a Sergio Vargas, yo entendí a Villalona,  entendí a Johnny Ventura pero este no es el lugar para tratar eso y ojalá que el debate se haga porque vamos a ganar nosotros”.  El maestro llamó a la cordura y a que la asamblea se concentrara en el concierto del 29 de enero en el Malecón.

SERGIO PIDIÓ UN CONSENSO
Diversidad de criterio

Cierre. El Negrito de Villa se despidió recordándole a Johnny y a Wilfrido que no iba a debatir la autoridad de ellos dentro del grupo, pero que no le autorizaba para que hablen por todos ellos antes de hacer el debate.

Posición. “Pero si entran o no los urbanos tiene que haber un debate  y si es merengue o no que ellos tocan tiene que haber un debate. Y no lo decido ni yo ni usted maestro”, dijo Sergio.

Criterio. Para calmar la sala, José Virgilio Pena Suazo saludó la diversidad de criterios de sus compañeros en cuanto al tema, “porque de eso se trata la música, de no ser una monotonía”.

Urbanos. En cuanto a lo urbano, Suazo reconoció que en el género hay jóvenes con mucha calidad, pero recalcó en el mensaje y las letras que están dejando en la sociedad muchos de sus exponentes.

Mensaje. “No podemos estar en una sociedad en donde un cantante haga lo que le dé la gana con las mujeres, le dé golpe y nosotros se lo celebremos. No podemos estar en una sociedad donde un militar haga lo que le dé la gana. No podemos estar en un país donde un político se robe los cuartos de nosotros y nosotros se lo celebremos Todos los merengueros que están ahí me honran, porque tienen solvencia moral y los demás pequeños han tenido una trayectoria muy bonita. Eso es lo que la prensa y nosotros debemos cuidar, el mensaje que vamos dejando”.

Diversidad. Fernando Villalona puso como ejemplo la diversidad de productos agrícolas para la alimentación, de igual manera debe existir en el merengue. “Si nos quedamos sembrando yuca, no vamos a comer nunca batata, ni molondrones, ni guandules, ni guineo ni carnes, y no vamos a comer nada. Hay que sembrar de todo en la misma tierra del merengue’’.

 

Ynmaculada Cruz Hierra

 

Comments

comments

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu Title